¿Necesitas una certificación?

Queremos que se sienta seguro de que está recibiendo la mejor capacitación. Por lo tanto, Patógenos Sanguíneos está totalmente disponible para que lo veas. Si necesita un certificado de trabajo, regístrese para obtener una cuenta hoy para guardar su progreso.

Prácticas Seguras de Inyección

Video 14 de 15
10 minutos
English, Español
English, Español
Don’t forget to create an account or login to track your progress!
Login | Create Account

Al recibir una inyección, la protección contra infecciones, incluyendo patógenos de la sangre, es un requisito y una expectativa básica en cualquier lugar donde se proporciona atención de salud. Para los empleados, la Ley de Seguridad y Prevención por Pinchazos de Aguja requiere dispositivos médicos apropiados, comercialmente disponibles, más seguros y eficaces diseñados para eliminar o minimizar la exposición ocupacional. Siempre que se producen prácticas inseguras de inyección, es un indicativo de que el personal de salud no conoce, no entiende, o no se adhiere a los principios básicos de control de infecciones y técnica aséptica. Desafortunadamente, han habido miles de infecciones potenciales reportadas cada año en los Estados Unidos debido a prácticas inseguras de inyección. Las infecciones pueden variar entre bacterianas, micóticas, y virales, incluyendo VIH, Hepatitis B y Hepatitis C. Las prácticas inseguras de inyección más comunes son: reinserción de agujas usadas en un vial o contenedor de solución multidosis (como una bolsa de solución salina regular) y el uso de una única aguja o jeringa para administrar medicamentos intravenosos a múltiples pacientes. Las prácticas seguras de inyección son parte integral de las Precauciones Estándar, e incluyen los siguientes elementos clave: Las agujas y otros objetos punzantes deben ser desechados en contenedores rígidos a prueba de fugas, resistentes a perforaciones Los Punzocortantes con Ingeniería de Protección Contra Lesiones se definen como "un punzante sin aguja o dispositivo de aguja utilizado para extraer sangre o fluidos corporales, acceder a una vena o arteria, o administrar medicamentos u otros fluidos, con una característica o mecanismo de seguridad incorporado que, de forma efectiva, reduce el riesgo de un incidente de exposición". Un angiocatéter por ejemplo, como puede ver, tiene este botón aquí, el cual, una vez que hemos insertado el catéter real en la vena, podemos de hecho retirar la aguja mientras que el catéter permanece en la vena, y ahora tenemos una cubierta de protección sobre esta aguja, por lo que podemos desechar esto en el contenedor de punzantes, y no corremos el riesgo de ser pinchados. Asegúrese de no doblar, seccionar, romper o volver a tapar las agujas. Si tiene que volverlas a tapar, use un método de una sola mano. Por ejemplo, esto se utiliza más cuando vamos a extraer medicamentos. Obviamente tenemos que introducir aire en el vial para poder extraer el medicamento. Luego de que hayamos retirado la cantidad adecuada de medicamento, probablemente vamos a colocar esto en una bandeja, o prepararnos para la inyección en la habitación. Aquí es donde volver a tapar la aguja con una sola mano va a ser útil, y podemos marcar esto y dejarla en la bandeja de forma segura. Asegúrese de utilizar una técnica aséptica para evitar la contaminación del material de inyección estéril. Esto significa lavarse las manos, usar guantes limpios; utilizar alcohol para limpiar los portales de inyección, ampolletas, y la piel donde será insertada la aguja. Por ejemplo, en una situación real, tal vez tenemos nuestros guantes puestos después de habernos lavado las manos, dependiendo de sus protocolos, sus protocolos locales, podemos limpiar la parte superior del vial con un algodón con alcohol, antes de que vayamos a extraer el medicamento. Una vez más, tener más guantes disponibles siempre es una buena idea. Tener varios pares disponibles, en caso de que uno se contamine, es importante. Y luego, el cambio de guantes entre cada paciente, y entre los diferentes tipos de labores que usted está realizando. Un ejemplo de una aguja que todavía está tapada, puede ver esto, aún no se ha hecho todavía, si estamos cambiando agujas, usted pasará de la extracción, a la actual aguja de inyección. Una vez más, todo esto va a hacerse con una técnica aséptica y limpia. No administre medicamentos con una misma jeringa a múltiples pacientes, aún si la aguja de la jeringa es cambiada. Las agujas y jeringas son artículos estériles de un solo uso; no deben ser reutilizados para otro paciente ni para la extracción de un medicamento o una solución que vaya ser utilizado en un paciente posterior. Una buena regla para recordar es "Una aguja, Una jeringa, Una sola vez" Utilice equipos de infusión y administración de fluidos (bolsa intravenosa IV, tubos y conectores) para un solo paciente y deséchelos apropiadamente después de su uso. Considere las jeringas o agujas/cánulas como contaminadas una vez que han sido utilizadas para inserción o conexión para un paciente con la bolsa de infusión intravenosa, ya sea eso o el equipo de administración también. Los viales de dosis única para los medicamentos deben utilizarse siempre que sea posible. No administre medicamentos de un vial o ampolla de dosis única a múltiples pacientes, ni combine los contenidos sobrantes para su uso posterior. Siempre que sea posible, utilice un vial de dosis única. Es prefiere que los viales de dosis múltiples, en especial cuando los medicamentos se administran a múltiples pacientes. Si se trata de un vial multidosis y usted tiene que utilizarlo, tanto la aguja como la jeringa utilizadas para el acceso al vial multidosis deben ser estériles. No mantener los viales multidosis en el área inmediata de tratamiento del paciente, y almacénelos de acuerdo a las recomendaciones del fabricante; descarte si su esterilidad ha sido comprometida o es cuestionable. No utilice bolsas o botellas de solución intravenosa como una fuente común de administración para múltiples pacientes. Y para los procedimientos de punción lumbar de la columna vertebral, utilice un cubrebocas al colocar el catéter o inyectar material en el canal espinal o en el espacio subdural (por ejemplo: durante mielografías, punción lumbar y anestesia raquídea o epidural). Recuerde, OSHA requiere que los Planes de Control de Exposición reflejen cómo los empleadores implementan nuevos desarrollos en la tecnología de control. También requiere que los empleadores soliciten el aporte de los empleados responsables de la atención directa al paciente, acerca de la identificación, evaluación y selección de controles de ingeniería y prácticas de trabajo; y también requiere que ciertos empleadores establezcan y mantengan un registro de lesiones punzantes para las lesiones percutáneas por objetos punzantes contaminados. El registro de lesiones punzantes debe incluir el mínimo de información especificada con respecto al dispositivo que estuvo involucrado (si se sabe qué fue), el lugar del incidente, y la descripción de los acontecimientos que dieron lugar a la lesión. El nivel de detalle presentado debe ser suficiente para permitir la pronta identificación del dispositivo, la ubicación y las circunstancias en torno al incidente de exposición, de manera que la deseada evaluación de riesgos y eficacia de dispositivos se pueda lograr. Los empleadores están obligados a registrar las lesiones punzantes que involucran objetos contaminados en el Registro 300 de OSHA de Lesiones y Enfermedades Relacionadas con el Trabajo y en el Registro 301 de OSHA de Reporte de Incidentes de Lesiones y Enfermedades. Así que asegúrese de que si usted se pincha con una aguja u otro punzocortante, o le cae sangre u otros materiales potencialmente infecciosos en los ojos, nariz, boca o piel abierta, inmediatamente enjuague el área expuesta con agua y limpie cualquier herida con agua y jabón o un desinfectante para piel si está disponible. Informe inmediatamente a su empleador y busque atención médica inmediata. Ahora voy a demostrar la técnica aséptica básica en la preparación de una inyección: Mantenga el área libre de desorden para que todas las superficies puedan ser fácilmente limpiadas y desinfectadas, asegúrese de lavarse las manos correctamente. Recuerde, los guantes no son necesarios al aplicar inyecciones. Sin embargo, si se espera un sangrado excesivo o existen otros riesgos de patógenos de la sangre, use guantes; por ejemplo, si el proveedor de salud tiene la piel seca y agrietada en sus manos. Al colocar la aguja en una jeringa para extraer el medicamento, recuerde que debe desechar la aguja si entra en contacto con una mano, una superficie o cualquier otro objeto no estéril. Simplemente tírela a la basura. Y a continuación, utilice otra aguja limpia y estéril. Compruebe la medicación y la correspondiente dosis con el nombre del paciente, y asegúrese de tener el medicamento correcto, la dosis correcta, la vía correcta, y la persona correcta antes de administrar cualquier medicamento. Limpie la parte superior del vial con una gasa individual con alcohol. Sólo una nota al margen aquí: si está utilizando una ampolla de vidrio, no use los dedos desnudos. Use una gasa para abrirla. Y recuerde utilizar una aguja filtrada cuando extraiga desde la ampolla de vidrio así. Debe cambiar la aguja para administrar el medicamento después de que lo ha extraído a una aguja sin filtrar cuando administre el medicamento. Voy a extraer hasta tres o cuatro, digamos cuatro cc de medicamento, de hecho voy a insertar esa cantidad de aire en el vial. Esto me da la suficiente presión para ser capaz de retirar la cantidad adecuada de medicamento. Recuerde que debe usar la técnica de una sola mano para volver a tapar y luego usar la nueva aguja estéril en el jeringa actual para administrar el medicamento. Recuerde, nunca vuelva a introducir la misma aguja y jeringa en un vial multidosis. Siempre utilice una nueva aguja estéril y una jeringa nueva.