¿Necesitas una certificación?

Queremos que se sienta seguro de que está recibiendo la mejor capacitación. Por lo tanto, Patógenos Sanguíneos está totalmente disponible para que lo veas. Si necesita un certificado de trabajo, regístrese para obtener una cuenta hoy para guardar su progreso.

Retirado de Guantes

Video 11 de 15
4 minutos
English, Español
English, Español
Don’t forget to create an account or login to track your progress!
Login | Create Account

Ok ahora, es importante entender la forma correcta de ponerse y quitarse el equipo de protección personal. En este caso: los guantes. Nuestros guantes son nuestra siguiente cubierta para ayudar a evitar cualquier tipo de contaminación en cortes, raspaduras. Como sabes, las manos son muy fáciles de lastimar. Los padrastros en las uñas, cortadas con papel, son vías que atraviesan esa capa de la piel, y por eso es tan importante contar con guantes de grado médico. En este caso, son de nitrilo. Éstos realmente se están volviendo cada vez más comunes debido a tantas alergias al látex, y por eso hoy estamos utilizando nitrilo. Cuando se trata de colocárselos, sólo hay que usar algo de sentido común. Pero cuando yo estudiaba en la escuela de Emergencias Médicas, los guantes se pegaban a veces, y nosotros los inflábamos un poco con la boca. No es apropiado. No debemos pegarles la boca, aunque se trate de guantes supuestamente limpios. Tampoco queremos llenar los guantes de gérmenes. Así que no los vamos a soplar. Actualmente ya vienen empolvados o tienen algún tipo de recubrimiento, y es mucho más fácil colocárselos. Si sus manos están muy húmedas o sudorosas, séquelas adecuadamente y los guantes se deslizarán más fácilmente. También querrá asegurarse de que son del tamaño adecuado, y para los empleadores, es importante conseguir el tamaño adecuado para sus empleados. Si ellos tienen manos extra extra grandes, usted necesitará conseguir una caja de guantes extra extra grandes. Darles una talla única para todos, y que se terminen rasgando cada vez que se los ponen no es apropiado. Así que nos vamos a poner estos guantes limpios en la forma normal. Vamos a inspeccionar los guantes para asegurarnos de que no tienen cortes, ni agujeros, nada visible que pueda arruinar la integridad de esta barrera. Entonces, cuando estén contaminados, llega la parte más importante de esta siguiente habilidad, y se trata de quitarse los guantes contaminados o potencialmente contaminados. Vamos a seguir la regla de guante en guante, piel en piel. Durante este proceso es importante que mantengamos los materiales contaminados en el lado del guante, y los no contaminados en el lado de nuestra piel. Pero cuando nos quitamos estos guantes queremos asegurarnos de que no vayamos a romper o reventar accidentalmente el guante, lo que podría causar el riesgo de nebulizar o rociar la sangre sobre otras superficies o en los ojos de los colegas. Aquí vamos. Guante en guante, lo agarro normalmente alrededor de la palma de mi mano y tiro de él para romper el sellado. Lentamente comienzo a trabajar mi mano fuera del guante, mientras que lío ese guante haca arriba de la mano. Hay un par de detalles aquí. Algunas personas, algunos educadores son un poco más exigentes sobre no enrollar esto más de lo necesario. Yo prefiero, al menos, agarrarlo, y no estoy apretándolo, pero prefiero agarrarlo de forma que queda en la palma de mi otra mano. Y he aquí el por qué. Ahora cuando hago la extracción piel a piel, mire esto. Cuando lo quito, encapsula los desechos. Si tengo una gasa con sangre en la mano, ahora está dentro de dos guantes, y queda en el interior. Ahora uso, idealmente, un bote de desechos no manual. Asegúrese de que cuenta con el contenedor apropiado o la bolsa apropiada según sus regulaciones. Y luego se va a la basura apropiada, y ya estamos listos. Después de esto, asegurarse de lavarse las manos correctamente o usar alcohol para fricciones como se indica.

El guante en guante, la piel sobre la regla de la piel evita la contaminación. Agarrar el exterior de un guante cerca de la muñeca. Tire del guante hacia abajo y sáquelo de su mano, girándolo de adentro hacia afuera. Coloca el primer guante en una bola en el puño de tu mano enguantada. Usando los dedos debajo del guante en la muñeca de la otra mano, tire del segundo guante hacia abajo y sáquelo de la mano, dándole la vuelta al revés. Deseche los guantes adecuadamente y lávese las manos.