¿Necesitas una certificación?

Queremos que se sienta seguro de que está recibiendo la mejor capacitación. Por lo tanto, Bloodborne for Body Art está totalmente disponible para que lo veas. Si necesita un certificado de trabajo, regístrese para obtener una cuenta hoy para guardar su progreso.

Bloodborne for Body Art

41 videos, 3 horas y 17 minutos

Contenido del Curso

Enfermedades y trastornos de la piel

Video 13 de 41
4 minutos
English
English, Español
Don’t forget to create an account or login to track your progress!
Login | Create Account
Lo sentimos, este video aun no está alojado en YouTube.
Transcripción

- Echemos un vistazo a qué se entiende por enfermedades cutáneas. Las enfermedades cutáneas incluyen forúnculos, heridas infectadas, úlceras, abrasiones o lesiones cutáneas supuradas. Todas las personas con estas condiciones deberían evitar trabajar en cualquier lugar donde se pueda contaminar el material sanitario y para el cuerpo, o superficies de trabajo. La piel del empleado debe estar totalmente sana. Los profesionales de la salud, tatutadores y cuidadores deben cubrirse las irritaciones con vendas para evitar propagar la enfermedad. La piel es el órgano más grande del cuerpo. Consta de vasos sanguíneos, receptores sensoriales, nervios y glándulas sudorípadas. Posee varias capas de diferente grosor, que van desde uno y medio a cuatro milímetros o más. Recuerda que la piel es la primer medida contra las infecciones mientras se encuentre intacta. Estudiemos ahora las diferentes capas. La epidermis, que es la capa más gruesa del tejido. La dermis, que es flexible y tiene un mayor grosor. Es la segunda capa y contiene nervios y vasos sanguíneos. La tercer capa es la hipodermis, que se encuentra justo debajo de la piel. Es la capa con más cantidad de grasa y también de la conoce como tejido subcutáneo. Tatuarse es algo muy peligroso porque las agujas que se usan perforan la piel muchas veces por minuto, lo que a veces puede provocar infección. Normalmente, las enfermedades cutáneas incluyen bacterias. La estafilococo áureo es una bacteria comúnmente hallada en la piel y en la nariz de algunos individuos. Muchas veces la estafilococo no genera un daño mayor. La infección puede generar espinillas, forúnculos o algunas otras enfermedades cutáneas que son de fácil tratamiento. La SARM o Staphylococcus aureus resistente a la meticilina a simple vista puede parecer como una herida ordinaria, un forúnculo o una herida infectada. Sin embargo, la herida pareciera no sanar o que en lugar de mejorar, empeora. La SARM se contrae al rozar las membranas mucosas, la piel u objetos contaminados. En la comunidad, la mayoría de estas infecciones se encuentran limitadas a enfermedades cutáneas y las infecciones más severas o con riesgo de vida normalmente aparecen en pacientes de centros hospitalarios con sistemas de defensa alterados. Una enfermedad cutánea muy común y se considera un virus es el herpes simple. Comúnmente se haya en la cara, el cuero cabelludo, los brazos, el cuello y en la parte superior del pecho. Normalmente tiene la forma de pequeñas ampollas circulares que cuando erupcionan segregan un fluido amarillento o transparente. Los herpes se contraen cuando se roza la saliva infectada, las membranas mucosas o la piel. Otras enfermedades comunes relacionadas con hongos son las llamadas pie de atleta y dermatofitosis. Estas infecciones generas ronchas desparejas y escamosas, son contagiosas y de fácil trasmisión de una persona a otra. Normalmente se propaga con áreas infectadas o superficies contaminadas como vestuarios, pisos o bancas. Las superficies contaminadas deben higienizarse y secarse. Algunas personas con todas estas condiciones son más propensas a contraer enfermedades cutáneas. El proceso de curación puede llegar a complicarse si las personas se hacen tatuajes. Muchas de ellas tiene historial de hepatitis B o C, VIH o Sida, diabetes, hemofilia o algún otro trastorno sanguíneo, enfermedades cutáneas o lesiones en la piel, alergias o problemas de pigmentación de la piel y otras enfermedades inmunológicas.