¿Necesitas una certificación?

Queremos que se sienta seguro de que está recibiendo la mejor capacitación. Por lo tanto, Bloodborne for Body Art está totalmente disponible para que lo veas. Si necesita un certificado de trabajo, regístrese para obtener una cuenta hoy para guardar su progreso.

Bloodborne for Body Art

41 videos, 3 horas y 17 minutos

Contenido del Curso

¿Qué es el herpes?

Video 14 de 41
10 minutos
English
English, Español
Don’t forget to create an account or login to track your progress!
Login | Create Account
Lo sentimos, este video aun no está alojado en YouTube.
Transcripción

¿Qué es el herpes? El herpes es una infección causada por HSV, o el herpes simple. El herpes simple, o herpes tiene dos tipos de categoría: Herpes simple tipo 1, también conocido como HSV-1, o herpes oral, también conocido como úlcera bucal. O dos, el herpes simple tipo 2, HSV-2, también conocido como herpes genital. Veamos más de cerca al herpes simple tipo 1, conocido como herpes oral. Sabemos que es una infección altamente contagiosa que es común y endémica en todo el mundo. La mayoría de las infecciones HSV-1 se adquieren en la niñez y la infección dura toda la vida. La mayoría de las infecciones HSV-1 son herpes orales y son infecciones alrededor de la boca conocidas como herpes oro-labial, oral-labial, u oral facial Hablemos de las incidencias del HSV-1, conocidas como herpes oral. En el 2012, un estimado de 3.7 mil millones de personas, menores de 50, o 67% de la población tuvo infección HSV-1. La mayor incidencia se estima que fue en África, allí fue de 87% y la más baja fue en las Américas, entre 40 y 50% de rango. 140 millones de personas entre los 15 y los 49 años se estimó que presentaron HSV-1 genital alrededor del mundo, en 2012. Pero la incidencia varió sustancialmente por regiones. La mayoría de las infecciones HSV-1 genitales se estima que ocurrieron en América, Europa y el Pacífico Occidental, donde el HSV-1 continúa siendo adquirido hacia la adultez. En otras regiones, por ejemplo, en África, la mayoría de las infecciones HSV-1 se adquieren en la niñez antes de la edad de la iniciación sexual. Ahora veamos el herpes simple tipo 1, herpes oral y cómo se transmite. Por contacto boca a boca, que es el principal contagio del virus en llagas, saliva y superficies alrededor de la boca. Contacto oral a genital, que puede causar el herpes genital. El HSV-1 puede ser transmitido de la boca a una piel aparentemente normal y donde no hay síntomas presentes. El mayor riesgo de transmisión es cuando hay llagas activas. Los individuos que ya tienen infección HSV-1, herpes oral, es poco probable que se infecten después con el HSV-1 en el área genital. En raras circunstancias, el HSV-1 puede transmitirse de una madre con infección HSV-1 genital a su infante durante el parto. Observando el período de incubación generalmente dura entre dos y 12 días. Los signos y síntomas pueden incluir: o ninguno, que es básicamente asintomático, o cosquilleo, picazón, o ardor alrededor de la boca, antes de que aparezcan las llagas. Ampollas dolorosas o llagas abiertas, llamadas úlceras dentro o alrededor de la boca, conocidas como aftas bucales. Conjuntos o grupos de ampollas dolorosas, también llamadas ampollas de fiebre o vesículas, estallan o exudan un líquido amarillento, que puede desarrollarse en una costra amarillenta. La frecuencia de reincidencia varía de una persona a otra. Cuando vemos las lesiones orales, debemos prestar atención al hecho de que pueden causar intenso dolor al inicio y hace que sea difícil comer y beber. Puede ocurrir en los labios, las encías, la lengua, el interior de las mejillas, la garganta y el paladar. Pueden incluso extenderse hasta la barbilla y el cuello. Las encía pueden inflamarse levemente, enrojecer y sangrar. Los nódulos linfáticos se inflaman y duelen. En personas adolescentes y en la adultez temprana, el herpes puede ocasionar dolor de garganta con úlceras superficiales y capa grisácea en las amígdalas Es importante recordar que hay un período de transmisibilidad. La secreción del virus en la saliva puede ocurrir hasta siete semanas después de recuperarse de la estomatitis. Pacientes con lesiones genitales primarias son infecciosos durante siete a 10 días. Ahora, veamos al herpes simple tipo 2, también conocido como herpes genital. Está muy diseminado por todo el mundo y es de transmisión sexual casi exclusivamente, causando herpes genital. El HSV-2 es la causa principal del herpes genital, que también puede ser producido por el herpes simple tipo 1. La infección con HSV-2 es para toda la vida y es incurable. Echemos un vistazo a la incidencia del HSV-2 o herpes genital. Todos los años 776.000 personas en los Estados Unidos adquieren nuevas infecciones por herpes. En la nación, 15,7% de las personas entre 14 y 49 años están infectados con HSV-2. La infección con HSV-2 es más común entre las mujeres que en hombres. 20,3% contra 10,6% en edades entre 14 y 49 años. Posiblemente porque la infección genital se transmite más fácilmente del hombre a la mujer, que de la mujer al hombre, durante el sexo pene-vagina. ¿Cómo se transmite el herpes simple tipo 2? Principalmente, sexualmente. El HSV-2 se transmite principalmente durante el acto sexual mediante el contacto con las superficies genitales, piel, llagas o fluidos de alguien infectado con el virus. El HSV-2 puede ser transmitido de la piel en el área genital o anal que puede parecer normal y con frecuencia es transmitido en ausencia de síntomas. En raras ocasiones, la infección con HSV-2 se transmite de una madre a su infante al momento del parto. Hablemos del período de incubación, que normalmente oscila entre dos y 12 días. Los signos y síntomas incluyen: asintomáticos, es decir, sin ningún síntoma. O pueden tener un síntoma tan leve que pasa desapercibido, o es confundido con otras condiciones de la piel. Puede haber una o más vesículas o pequeñas ampollas en o alrededor de los genitales, el recto, o la boca. En su primer brote, con frecuencia tienen mayor duración las lesiones herpéticas. Tiene un derramamiento del virus aumentado, haciendo más factible la transmisión del HSV. Tiene síntomas sistémicos, que pueden incluir fiebre, dolores en el cuerpo, nódulos linfáticos inflamados, jaqueca Y la recurrencia de los brotes se localizan generalmente por dolor genital, hormigueo o dolores agudos en las piernas caderas o nalgas, que puede ocurrir de horas a días antes de que aparezca la erupción de lesiones herpéticas y son generalmente más cortas en duración y menos severas. Que el primer brote del herpes genital. Ahora, hablemos del diagnóstico del virus del herpes simple. Primero, el HSV-1 o herpes oral. Primero, el Inmunosorbent Assay, ELISA, Este análisis en sangra específico para HSV-1 busca los anticuerpos para el virus HSV-1 en la sangre. Es un examen muy sensible y solo detecta la presencia de anticuerpos HSV-1. Para el HSV-2 o herpes genital, una reacción en cadena de polimerasa, que es un análisis más sensible, permite obtener resultados más rápidos y precisos y se usa cada vez más. También se usa un cultivo viral que requiere la recolección de una muestra de la lesión y cuando se ve el crecimiento viral, ciertas manchas en las células, para diferenciar entre el HSV-1 y el HSV-2. La CDC no recomienda examinar por HSV-1 o HSV-2 a la población en general. Algunos escenarios donde pruebas serológicas de los tipos de HSV, puedan ser útiles, incluyen: pacientes con síntomas genitales recurrentes o herpes atípico y PCR negativo, o cultivo de HSV. Pacientes con diagnóstico clínico de herpes genital, sin confirmación del laboratorio. Pacientes que ha reportado tener pareja con herpes genital. Pacientes que se presentan para evaluación STD, especialmente aquellos con múltiples parejas sexuales Personas con infección de HIV y MSM en alto riesgo de adquirir el HIV. Hablemos ahora del tratamiento para el virus herpes simple. Actualmente, no hay cura para el herpes. Sin embargo, medicamentos anti virales previene o acortan los brotes durante el tiempo que la persona tome el medicamento. Terapia supresora diaria, por ejemplo, el uso diario de medicación anti viral para herpes puede reducir la posibilidad de transmisión a la pareja. Actualmente, no existe ninguna vacuna comercial disponible que proteja contra la infección del herpes genital. Es muy importante hablar sobre la prevención. Evitar el contacto oral con otros y compartir objetos que tengan contacto con la saliva. Abstenerse del sexo oral, para evitar transmitir el herpes a los genitales de una pareja sexual. Al hablar de HSV-2 o herpes genital, es importante recordar abstenerse de tener contacto sexual y es bueno estar en una relación de larga duración usalmente monógama, con una pareja que haya sido examinada por STDs y que se sepa que no está infectada.