¿Necesitas una certificación?

Queremos que se sienta seguro de que está recibiendo la mejor capacitación. Por lo tanto, Bloodborne for Body Art está totalmente disponible para que lo veas. Si necesita un certificado de trabajo, regístrese para obtener una cuenta hoy para guardar su progreso.

Bloodborne for Body Art

41 videos, 3 horas y 17 minutos

Contenido del Curso

VIH y SIDA

Video 4 de 41
3 minutos
English, Español
English, Español
Don’t forget to create an account or login to track your progress!
Login | Create Account

Ahora vamos a hablar acerca del VIH y el SIDA. El VIH, también conocido como Virus de Inmunodeficiencia Humana, afecta la capacidad del cuerpo para protegerse contra enfermedades. Eventualmente el VIH evolucionará al SIDA (o Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). En promedio, esto ocurre dentro de los 10 años posteriores a la infección por VIH. Este tiempo varía enormemente de persona a persona, y puede depender de muchos factores que incluyen, el estado de salud de la persona, sus comportamientos, y los medicamentos que toman. Desde 1996, la introducción de potentes terapias antirretrovirales ha cambiado la progresión natural de infección por VIH al desarrollo de SIDA. Aproximadamente 1.1 millones de personas en los EE.UU. viven con la infección por VIH. Se estima que más del 18% no saben que la tienen porque no se han realizado la prueba y no presentan ningún síntoma. Para poner estos números en la perspectiva de las causas de la propagación del VIH en los Estados Unidos, menos del 1%, o alrededor de 51 casos, en realidad están relacionados con otras causas de exposición, como incidencias laborales. Entonces, ¿qué estoy tratando de decir? Que de todas las formas de contraer la infección por VIH que hemos discutido, muy pocos se infectarán o se enfermarán por VIH debido a un incidente relacionado con el trabajo, siempre y cuando se sigan las políticas de control de infecciones adecuadas. El VIH es un virus mortal que causa el SIDA. Los síntomas, desafortunadamente, no son fidedignos y pueden o no estar presentes. Una persona puede estar infectada con VIH o SIDA por muchos años y no saber que lo tiene. Sólo las pruebas adecuadas pueden determinar la infección. Si los síntomas están presentes podrían incluir: fiebre, fatiga, sudoración nocturna, pérdida de peso, erupciones cutáneas, o tos seca. Sin embargo, el virus del VIH es frágil, afortunadamente, y muere en cuestión de segundos fuera del cuerpo cuando se expone al aire. La cantidad de VIH presente en el fluido corporal y las condiciones determinarán por cuánto tiempo vive el virus. El VIH se propaga principalmente por contacto sexual con una persona infectada, o al compartir agujas y/o jeringas. Los bebés pueden ser infectados antes o durante el parto o a través de la lactancia materna. Sólo una fracción menor al 1% de las personas contrae el virus mediante la prestación de atención médica. Y ese pequeño número es, en su mayoría, por pinchazos de aguja. El VIH no se transmite por contacto casual como apretones de manos, abrazos, manijas de puertas, o utilizar el mismo equipo, o sanitarios, o fuentes de agua, lo cual es muy bueno para nosotros. Al día de hoy no existe una vacuna, ni tampoco una cura.