¿Necesitas una certificación?

Queremos que se sienta seguro de que está recibiendo la mejor capacitación. Por lo tanto, Bloodborne for Body Art está totalmente disponible para que lo veas. Si necesita un certificado de trabajo, regístrese para obtener una cuenta hoy para guardar su progreso.

Bloodborne for Body Art

41 videos, 3 horas y 17 minutos

Contenido del Curso

¿Qué es el impétigo?

Video 19 de 41
5 minutos
English
English, Español
Don’t forget to create an account or login to track your progress!
Login | Create Account
Lo sentimos, este video aun no está alojado en YouTube.
Transcripción

¿Qué es el impétigo? El impétigo es una infección bacteriana de la piel y es una de las infecciones de la piel más contagiosas, que afecta principalmente a bebés y niños. Puede ocurrir en los adultos, pero se ve más frecuentemente en niños. Normalmente se observa como úlceras rojas en la cara, especialmente alrededor de la nariz y la boca del niño, y en los pies y las manos. Las úlceras se revientan y forman una costra amarillenta causadas por uno o dos tipos de infección bacteriana, por estreptococcus o staphylococcus. Normalmente, estas bacterias entran al cuerpo cuando la piel ya está irritada o lesionada por otros problemas de la piel como dermatitis, hiedra venenosa, picaduras de insectos, quemadas o cortadas. Los niños pueden contraer impétigo después de un resfriado o alergias que dejan la piel de la nariz irritada, pero el impétigo también puede desarrollarse en piel sana. ¿Quién tiene riesgo de impétigo? Pensemos en los factores que aumentan el riesgo de impétigo, estos incluyen la edad. Recuerda que el impétigo ocurre más comúnmente en niños de dos a cinco años de edad. También aumenta en condiciones de hacinamiento. El impétigo se propaga fácilmente en escuelas y guarderías. Se propaga más en el clima cálido y húmedo, porque las infecciones son más comunes en verano. Algunos deportes también contribuyen a propagar el impétigo. Recuerda, practicar deportes que implican el contacto de piel con piel, como el fútbol o la lucha, aumenta el riesgo de desarrollar impétigo. Y finalmente, la piel lesionada. La bacteria del impétigo normalmente entra a la piel por lesiones pequeñas, picaduras de insectos o irritación. ¿Cómo se transmite el impétigo? La forma principal es el contacto directo. El impétigo se propaga por el contacto de persona a persona. Se propaga rápidamente mediante transmisión directa en escuelas y guarderías. Con menos frecuencia, se puede propagar de manera indirecta por contacto con sábanas, ropa o juguetes contaminados por las personas infectadas. El impétigo se confina principalmente a los humanos. Los deporte de contacto pueden propagar el impétigo. La lucha se considera el deporte con la mayor probabilidad de contagio, seguido del fútbol y el rugby. Hablando del período de contagio, si la enfermedad no se trata, la secreción purulenta puede seguir siendo infecciosa por semanas o meses. La mayoría de los casos ya no son infecciosos después de 24 horas de la terapia con antibióticos adecuada. Respecto al período de incubación, las infecciones estreptocócicas varían de uno a tres días. Para las infecciones estafilocócicas, varía entre los cuatro y los 10 días. Los signos y síntomas son úlceras que empiezan como puntos rojos pequeños, luego cambian a ampollas que finalmente se revientan. Las úlceras normalmente no duelen, pero puedan dar comezón. Úlceras que supuran fluido y parecen costras. Úlceras que aumentan de tamaño y número. Y finalmente, úlceras que pueden ser pequeñas como un grano o más grandes que una moneda. Revisemos las pruebas, el diagnóstico y el tratamiento del impétigo Los médicos normalmente diagnostican el impétigo buscando las úlceras características. Ocasionalmente, se requiere una prueba de laboratorio, pero generalmente no es necesario. Para tratar el impétigo, normalmente usamos antibiótico en ungüento. Este ungüento se aplica directamente en las úlceras. Podrías necesitar lavar el área con agua tibia o usar compresas húmedas para eliminar las costras para que el antibiótico pueda penetrar la piel. Si tienes más de unas pocas úlceras de impétigo, el médico puede recomendar antibióticos de administración oral. Asegúrate de terminar el tratamiento completo, incluso si las úlceras están sanadas. Esto ayuda a evitar la recurrencia de la infección y disminuye la probabilidad de resistencia al antibiótico. Para prevenir el impétigo, mantener limpia la piel es la mejor forma de mantenerla sana Es importante lavar las cortadas, los raspones, las picaduras de insectos y otras lesiones de inmediato. Para evitar que el impétigo se propague, lava suavemente el área afectada, con jabón suave y agua potable, y cúbrela con una gasa. Lava la ropa, las sábanas y toallas de la persona afectada todos los días y no las compartas con nadie más de la familia. Usa guantes al aplicar el ungüento de antibiótico y lávate las manos minuciosamente después. Corta las uñas del niño infectado muy cortitas para evitar el daño por rascarse. Lava sus manos frecuentemente y que se quede en casa hasta el médico diga que ya no es contagioso.